Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más Información

En Studio Evoque nos gusta ir a la última.

En Studio Evoque nos gusta ir a la última.

Cada dos años los fabricantes de mobiliario y tecnología para la cocina preparan sus propuestas para una de las citas más importantes del sector: Eurocucina y FTK (Technology For the Kitchen), dentro del Salone del Mobile de Milán, del que te hemos ido contando lo mejor que hemos visto. En esta edición, celebrada del 17 a 22 de abril, han participado 165 empresas con más de 44.000 metros cuadrados de exposición donde se han podido ver las últimas innovaciones tecnológicas, así como las tendencias que están a punto de aterrizar en nuestras cocinas. Tanto si eres profesional, como un particular pensando en reformar la cocina, descubre aquí todo lo que necesitas para estar al día.

1. Se impone la piedra
El mármol sigue siendo uno de los materiales preferidos; incluso más allá del clásico blanco. El mármol negro en acabado mate, el gris de Sicilia o el travertino han sido algunos de los que más hemos visto en encimeras y también en mobiliario. Esta pasión por la piedra se extiende a todas las superficies de la cocina. Algunos materiales naturales como el ceppo di gre, en la encimera de la fotografía, se han convertido tendencia para los pavimentos de cocina.

2. Un espacio para cada cosa
En el afán por ofrecer cocinas que se adapten a los gustos y necesidades de cada individuo, los sistemas de organización interior son cada vez más completos. Cuchillos, especieros, botes, cubiertos, vasos, cuencos, platos, aceite, galletas… cada cosa tiene su lugar concreto en el cajón a través de sistemas que permiten compartimentar cada espacio a la medida.

3. Vitrinas con cristales ahumados
Desde grandes marcas de lujo, hasta los fabricantes tradicionales de cocina y los pequeños diseñadores, el vidrio ahumado ha sido uno de los grandes protagonistas de la Feria del Mueble de Milán.

En la cocina se ha convertido en una tendencia ganadora por su aspecto elegante pero que a la vez permite tener a la vista todos los utensilios y menaje de cocina.

4. La cocina y el salón se fusionan a través del mobiliario
Aunque no es la solución ideal para todas las casas, cada vez es más común ver cocinas abiertas a la zona de comedor y salón. Esto supone un reto para los fabricantes de muebles de cocina, que tienen que proponer diseños capaces de adaptarse funcional y estéticamente a ambos espacios. Una tendencia en el mobiliario son los sistemas que ofrecen combinaciones tanto de cocina como de comedor, o incluso dormitorio. Esto ha supuesto optar por colores más oscuros y materiales más nobles y elegantes, como las maderas o las piedras.

5. Todo a la vista…
La reducción del tamaño de las viviendas, la integración de cocina con salón-comedor y los minipisos se unen a la búsqueda de ‘soluciones foodies’ para el hogar. Eurocucina ha estado repleta de soluciones que permiten esconder la cocina de forma muy sencilla a través de armarios que se cierran y puertas escamoteables. El resultado: una cocina de lo más profesional y equipada en el mínimo espacio posible.

… o todo escondido
Una vez cerradas las puertas, desaparece todo rastro de la cocina y el espacio se puede convertir en un salón-comedor al uso o incluso en un dormitorio.

6. Fregaderos del mismo material que la encimera
Los avances en materiales para la cocina han sido un espectacular motor de cambio en esta estancia. Comenzando con encimeras de cocina que reproducen cualquier material, pasando por las cocinas monolíticas, donde la misma piedra, madera o metal se puede usar para mobiliario, suelos o frontales. El siguiente paso han sido los fregaderos que parecen tallados en el mismo material que la encimera y aportan un aspecto muy homogéneo y limpio a todo el espacio de trabajo.

7. Invernaderos hidropónicos para la cocina
Aunque tener un pequeño huerto de aromáticas o verduras en la cocina gusta a todo el mundo, su mantenimiento puede ser más engorroso de lo que pensábamos. Hace un tiempo que se ven sistemas de cultivo hidropónico domésticos, pero ha sido en esta edición de Eurocucina cuando han aparecido opciones más realistas que se acoplan al mobiliario de cocina. Los fabricantes ofrecen soluciones integradas para que podamos contar con nuestro propio sistema de cultivo de hierbas aromáticas o incluso de hortalizas. Su gran ventaja es que estos sistemas no utilizan tierra. Además el mueble está especialmente diseñado para ello, por lo que es más resistente al agua.

8. Encimeras muy finas o muy gruesas
Si en los últimos años, el grosor de las encimeras habitual era entre cuatro y seis centímetros, ahora los nuevos materiales permiten reducir el espesor, llegando incluso a los dos centímetros habituales hoy en día. En esta edición de Eurocucina han destacado tanto las encimeras más finas como las extra gruesas de entre ocho y 12 centímetros que le dan un aspecto imponente al espacio.

9. Zonas elevadas y a la vista: una vuelta de tuerca a la alacena
Un buen diseño de cocina permite tener todo lo necesario siempre a mano y a una altura adecuada. Una de las tendencias detectadas es el almacenaje que permite combinar armarios cerrados con otros abiertos a media altura, de forma que se puede colocar en ellos los enseres que más utilizamos: vajilla, una batería de cocina o cuencos. No solo se trata de una forma más cómoda de organizar el menaje, sino también de lucir los objetos más bonitos de la cocina.

10. Mobiliario sin tiradores a la vista
Esta edición de Eurocucina ha supuesto la despedida definitiva de los tiradores; prácticamente relegados a las opciones de estilo rústico. En su lugar, los tiradores ocultos y los perfiles tipo gola han sido los protagonistas. También han destacado los integrados que miden todo el alto del mueble, acompañando al diseño de modo funcional pero también decorativo.

11. ¡Adiós, blanco! ¡Hola, materiales nobles!
Aunque en los últimos años el blanco ha sido el color preferido en las cocinas, en esta edición ha brillado por su ausencia. Las cocinas se vuelven más elegantes, cálidas y oscuras, frente a la luminosidad del blanco brillo de hace algunos años. La entrada de nuevos materiales, como el porcelánico de gran formato que reproduce otros acabados y los nuevos tratamientos en madera y piedras naturales, ha supuesto que estas propuestas ganen terreno a la clásica madera lacada o los tableros DM en colores planos.

En este sentido, los fabricantes españoles han subido su nivel de diseño ofreciendo productos con aspecto lujoso y acabados en materiales nobles de aspecto natural pero dentro de su rango de precios habituales.

12. La cocina se olvida de la decoración tradicional
La ornamentación figurativa ha desaparecido completamente de la cocina. Eso no quiere decir que la cocina no sea decorativa, pero en este caso son los materiales y su combinación los claros protagonistas. Esta tendencia no solo se aplica únicamente a mobiliario, encimeras o tiradores, sino también a frontales de cocina, baldosas de pared y suelos. Olvídate de decorar con cuadros, relojes, baldosas con cafeteras o limones; opta por los materiales para darle un toque único a la cocina.

13. La cocina monolítica
Usar el mismo material en encimera, muebles de cocina y suelo es una de las grandes tendencias de las últimas temporadas. Aunque se viene viendo en las ferias en los últimos años, es ahora cuando se han superado las barreras técnicas para su instalación.

Aunque las piedras naturales son las grandes protagonistas de estas propuestas, también se puede realizar con acabados en madera.
información tomada de Houzz.