Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más Información

Studio Evoque te da las claves para conseguir el vestidor perfecto.

Studio Evoque te da las claves para conseguir el vestidor perfecto.

 

Distribución, organización, ubicación o iluminación serán algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de crear un espacio de ensueño.

Tener un vestidor en casa es el sueño de todo amante de la moda y las tendencias. Un espacio en el que organizar todo el vestuario y que sin duda, facilita el día a día a la hora de escoger cualquier estilismo. Pero para ello hay que saber cómo crear el espacio idóneo que se adapte tanto a gustos como a necesidades.

Si te has decidido a dar el paso y crear tu propio vestidor, hay una serie de cosas que deberías tener en cuenta para que éste se convierta en un templo en el que crear y no en un trastero en el que acumular ropa y complementos. Paredes textiles, puertas reflectantes, iluminación…

 

Ubicación

La ubicación será fundamental para convertirlo en un espacio útil y práctico.

Por supuesto hay que empezar por buscar el lugar dónde se ubicará. No te preocupes por el tamaño, un buen vestidor puede adaptarse a cualquier espacio, pero es conveniente que no adquiera demasiado protagonismo en el dormitorio. Lo idóneo es que se localice en una zona poco visible y, a ser posible, se convierta en punto de unión entre dormitorio y baño, lo que otorgará un extra de privacidad a la hora de escoger el vestuario y facilitará tu rutina diaria.

Composición

Una vez elegida la ubicación, es fundamental que selecciones todos los elementos que queremos incluir en nuestro vestidor. Pantaloneros, cajones joyero y todo tipo de accesorios de organización para suplir tus necesidades de organización. En este punto hay que remarcar que, puesto que las necesidades cambian con el paso del tiempo, es importante que todas las piezas que se incorporen sean fácilmente modificables. Y un consejo: olvída las divisiones verticales que generan huecos. Sin ellas tu vestidor parecerá mucho más amplio y, además, nada cortará la visión de todo lo expuesto.

Iluminación

¿Alguna vez has visto una prenda de un color en el probador o en casa, y de otro en la calle? La luz incide en la percepción de los colores y es por ello que debemos sabes escoger bien cómo iluminaremos nuestro vestidor. Solo ante la luz natural (neutra) se percibe el color real de las cosas.

En primer lugar, la luz debe ser lineal, olvída los focos puntuales que generan sombras, la iluminación lineal impide que éstas aparezcan. En segundo lugar, la luz debe estar situada en la parte frontal y debe haber la misma cantidad de luz en todo el espacio. Por último, debes elegir luminarias de 3.000 grados Kelvin con un tono de luz neutra que no modificará las gamas cromáticas.

 

Tendencias

Si quieres estar a la última, decántate por las paredes textiles, las puertas transparentes y, para tus bienes más preciados, usa armarios cerrados con paneles de vidrio reflectantes. Estos últimos pueden incluso abandonar el vestidor para colocarse, cual monolitos, en el centro del dormitorio. Los centros de vestidor con expositores están también muy de moda y son comodísimos con sus containers, zonas abiertas y cerradas, como los expositores de las tiendas.

 

El zapatero

Por último, pero no por eso menos importante, no debes olvidar el zapatero. Se ha convertido en la estrella del momento y su éxito residirá en la buena organización del mismo. Creárlo mediante baldas abierta, extraíbles o incluso en el interior de un armario, eso dependerá de tus gustos y necesidades. Pero en este caso lo primordial será el fácil acceso a las piezas y su distribución, teniendo a mano los que más se utilizan y los de la propia temporada.

Información tomada de Sumum.